La importancia de la polinización

Minientrada Posted on

la importancia de la polinización para la seguridad alimentaria y para la biodiversidad es incuestionable. Sólo en Europa 84% de los cultivos y el 80% de las flores silvestres dependen de la polinización animal, en particular de los insectos). El valor de la polinización es inconmensurable, pero solo para la agricultura europea se estima en unos 22 mil millones de euro anuales  y a nivel mundial de unos 153 mil millones de euros y lo más impresionante es que la polinización es un servicio ecológico gratuito que regalan los insectos.

68582_119885
En España su importancia no es una cuestión menor (sería paradójico no defender este recurso, puesto que tenemos la mayor cabaña apícola y somos el principal productor de miel y polen de Europa)

Pero, ¿por qué es importante la polinización? La polinización es uno de los mutualismos más fascinantes de la Naturaleza y es lo que permite la fecundación de las plantas. En este proceso, las abejas melíferas asumen una importancia destacada: son unas de las más eficientes y además han sido las principales protagonistas de una actividad humana milenaria y sin duda una de las más sostenibles, la apicultura. Pero no están solas ya en el mundo existen al menos 20.000 especies de abejas silvestres y en Europa cerca de 2.500. Y no nos olvidemos del resto de polinizadores.

220px-Butterfly_October_2007-4

Sin embargo, desde hace años las poblaciones de abejas domésticas y de otros insectos polinizadores están sufriendo un declive importante. Son muchas las amenazas a las que se enfrentan estos insectos tan beneficiosos: el cambio climático, pérdida y deterioración de hábitats, cambios en el uso de los suelos, prácticas de la agricultura industrial (monocultivos, plaguicidas, transgénicos…), parásitos y enfermedades (la investigación realizada en España en este campo es puntera), especies invasivas…

Cerdo Iberico

Minientrada Posted on

El cerdo ibérico son las razas y variedades porcinas pertenecientes al llamado “tronco ibérico”, predominante en la península Ibérica. Hay variedades negras y coloradas, así como lampiñas o con pelo. Son animales muy apreciados en el sector alimentario para la producción de jamón ibérico y todo tipo de embutidos. Más recientemente, y debido a la demanda de los últimos años, se ha comenzado a comercializar también la carne de cerdo Ibérico fresca.

Se trata de cerdos rústicos, alimentados desde el destete hasta el comienzo de la ceba (unos 110 kg) con piensos compuestos y terminados de engordar (hasta los 160 kg que se sacrifican) en el periodo de montanera (de octubre a enero) con bellotas. Tienen una elevada capacidad para aprovechar los recursos de la dehesa (régimen extensivo). No suelen ser muy prolíficas las hembras en el parto (una media de 4 a 6 lechones por camada). Escaso nivel de ganancia media diaria y elevada capacidad de engrasamiento debido a su precocidad. Elevada rusticidad y excelentes andarines.

Son cerdos magníficamente adaptados al especial ecosistema de la dehesa. El cerdo ibérico se caracteriza por sus capas coloreadas, su hocico alargado, sus orejas en visera y sus altas extremidades, que le posibilitan el pastoreo y lo cualifican como un excelente andarín.

cerdo-iberico-por-santimb

 

 

Esparragos Ecologicos

Minientrada Posted on

EKORBA

Uno de los pilares básicos en Ekorba es el cultivo y producción de espárragos ecológicos. Al día de hoy contamos con 9,5 has en plena producción, recolectando cerca de 30 toneladas.

Parte de la producción la vendemos a una conservera de reconocido prestigio con certificación ecológica, el resto lo elabora Ekorba para su posterior venta en fresco, como verdura de temporada, (los pelamos a mano, los embasamos al vacío y así están listos para ser cocinados en 10 minutos).

Estos espárragos, en formato de cuarta gama llegan a su mesa con todas sus cualidades organolépticas y toda la calidad de un producto eco cultivado con esmero y en armonía con nuestra madre Tierra.

PLAGAS ANIMALES-VEGETALES

Minientrada Posted on

Causas de las plagas y de las enfermedades de las plantas:

Las causas pueden ser de diversa naturaleza, pudiéndose establecer dos grandes grupos, según sean de origen parasitario o no parasitario. Las afecciones parasitarias pueden ser provocadas por animales, vegetales o virus, mientras que las no parasitarias se deben a causas fisiológicas producidas por accidentes meteorológicos y carencia o exceso de elementos nutritivos.

I. Parasitismo animal

Vertebrados

Mamíferos. En esta clase de vertebrados se encuentran algunos roedores e insectívoros, tales como ratas y ratones que causan daños en el campo y en los almacenes y topos que causan daños a las raíces con sus galerías.

Aves. Las grandes bandadas causan estragos en las siembras y en algunos árboles.

Artrópodos

Insectos. Constituyen el mayor número de plagas y las más dañinas.

Arácnidos. Algunos ácaros son muy perjudiciales en épocas de calor y tiempo seco.

Crustáceos. Algunas cochinillas pueden ser nocivas.

Moluscos

Gasterópodos. Los caracoles y las babosas causan daños a muchos cultivos.

Gusanos

Nemátodos. Son gusanos microscópicos que pueden causar daños severos a ciertos cultivos. Los síntomas de sus ataques son similares a los de ciertas enfermedades, por lo que en ocasiones son tratados como tales.

 II. Parasitismo vegetal

 Fanerógamas

Existen algunos vegetales sin clorofila que parasitan a otras plantas, como la cuscuta o el hopo.

Hongos

Son los mayores causantes de enfermedades en las plantas. Son organismos microscópicos, unicelulares o pluricelulares, con células unidas linealmente formando filamentos y desprovistos de clorofila. Pueden ser ectoparásitos, cuando se desarrollan en el exterior de la planta, como el oidio, o endoparásitos, cuando viven en el interior de la planta, como el mildiu.

Bacterias

Son gérmenes patógenos microscópicos, unicelulares, desprovistos de clorofila. Algunas bacterias son beneficiosas y forman simbiosis con la planta, como es el caso de las leguminosas, en las que las bacterias forman nodosidades en las raíces, tomando de la planta el carbono que necesita y le suministra nitrógeno que fija de la atmósfera. Las bacterias causan enfermedades como la “tuberculosis” del olivo y la “grasa” de las judías.

Virus

Son corpúsculos muy pequeños de naturaleza química y sin características de seres vivos, visibles únicamente con el microscopio electrónico y muy contagiosos, como el mosaico del tabaco.

 III. Causas fisiológicas

 Acción de la luz. La falta de luz puede producir en los vegetales “ailamiento”, caracterizado por un alargamiento excesivo de los tallos y debilidad general de la planta.

Acción de la temperatura. La temperatura óptima para que una planta realice sus funciones oscila entre unos límites mínimos y máximos. Tanto el exceso de calor como el exceso de frío, las temibles heladas, pueden producir daños irreparables a las plantas.

Acción del granizo. Causa efectos traumáticos a las mismas plantas y/o a sus cosechas.

Acción del agua. El exceso de agua en el suelo puede producir asfixia radicular, mientras que la falta de agua produce la sequía, pudiendo llevar a la planta al denominado punto de marchitez, que es un estado irreversible.

Acción del aire. Los suelos compactos, carentes de poros por los que circule el aire, producen asfixia de las raíces, agravándose sus efectos si existe exceso de humedad.

Acción de la acidez y alcalinidad del suelo. El pH ejerce un papel muy importante en la asimilación de nutrientes por la planta. Si éste se encuentra por encima o por debajo de los márgenes que tolera la planta puede alterar su fisiología.

Acción del exceso o deficiencia de elementos químicos. Cuando la proporción de los elementos químicos que necesita la planta y toma del suelo por sus raíces no es la adecuada, se producen alteraciones en su fisiología, bien por carencia o por exceso.

Beneficios del pasto en el olivar ecológico

Minientrada Posted on

La gestión de los olivares ecológicos podría verse beneficiada con la incorporación del pastoreo con ganado ovino, ya que los animales pueden contribuir al control de la vegetación espontánea o cultivada entre calles, reduciendo la competencia por agua y nutrientes con el olivo, sustentándose en que tradicionalmente, el ganado ha contribuido a mantener el equilibrio natural de los campos, abonando la tierra y dejándola limpia de malas hierbas (y de buenas, también, si el pastor se despistaba), proponen ahora recuperar su presencia, que se ha ido difuminando con el tiempo, para hacer así más sostenible la agricultura.

images

El pasto del ganado en el olivar tiene varios beneficios para el agricultor. El ganado actúa como segador para la vegetación del suelo, transforma esa materia vegetal en estiércol que alimenta el suelo y cierra así el ciclo biológico. La oveja es la ideal, en concreto las razas que no dañan los árboles. Sin embargo existen otras interacciones que pueden producir efectos no deseados si no se gestiona de forma adecuada el pastoreo. Así, el pastoreo puede aumentar la compactación del suelo aumentando la escorrentía superficial y, por tanto, la erosión del suelo, y manejado de manera inadecuada puede tener efectos negativos sobre la producción de aceituna al ramonear al olivo.

El pastoreo con ganado ovino puede ser compatible con la gestión ecológica del olivar siempre y cando se realice una gestión adecuada del ganado.

22439603

El proyecto ha contado con el trabajo conjunto de varias entidades e instituciones como, además del Grupo de Desarrollo de la Subbética, coordinador del mismo, la Consejería de Agricultura y Pesca, el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera y las Universidades de Córdoba y de Jaén

Olivo ecologico

Minientrada Posted on

El olivo es uno de los cultivos frutales más antiguos, con evidencias de su domesticación desde hace más de 5.500
años. Es originario de Oriente medio y al inicio del primer milenio a.C. se esparció por el Mediterráneo con el comercio
fenicio. En la Península Ibérica se expandió durante la colonización romana y posteriormente durante el período árabe.
Inicialmente se valoraba para hacer luz, ungüento corporal, fruto conservable en sal, forraje y madera para trabajar
y quemar. Después, tomaría importancia básica como grasa alimenticia en exclusiva. En el siglo XIX se liberalizó el
mercado interior y se inició una expansión sin precedentes en busca del mercado exterior.

OLIVO

Hoy en día el manejo ecológico es la mejor alternativa de futuro para el sector del olivar, pues es igual de productivo que el convencional, es más rentable, sus agricultores están mejor formados,  y produce un aceite virgen extra ecológico que es la máxima categoría que puede tener ese producto y más estable en precios. Este tipo de cultivo se basa en la SALUD ALIMENTARIA y la SALUD MEDIO-AMBIENTAL aportando DIGNIDAD a los productores.